Lasso | Colombia

15,50€
15,50€
 

Lasso refleja la esencia de la región de Huila, Colombia, una tierra rica en biodiversidad y tradición cafetera. Este cafë, cultivado a partir de las variedades Castillo, Caturra y Colombia, destaca por su proceso de fermentación anaeróbica en cereza, que intensifica su perfil de sabor distintivo.

Lasso se distingue por su complejidad y equilibrio, con notas cálidas de canela, la dulzura del fruto sobre maduro, y la frescura vibrante del kiwi y maracuyá. A esto se suman matices de menta, panela, papaya y un toque sofisticado de tequila, creando una experiencia sensorial rica y diversa. Cada taza de Castor refleja la riqueza del terroir de Huila, ofreciendo una experiencia de cafë verdaderamente memorable.

 

País,Colombia
Región,Huila
Cata,Al primer sorbo, se despliega una nota cálida y especiada de canela, seguida por la rica y profunda dulzura del fruto sobre maduro. La experiencia continúa con una fresca acidez de kiwi y maracuyá, que añade una vivacidad tropical. Un toque de menta aporta un frescor inesperado, mientras que la panela y la papaya contribuyen con su dulzura natural y jugosa. Finalmente, un matiz de tequila cierra la cata, dejando una impresión única y sofisticada en el paladar.
Variedad,Castillo, Caturra y Colombia
Proceso,Fermentación anaeróbica en cereza
Altitud,De 1.680 a 1.720 m s.n.m

 

Preguntas Frecuentes

El cafë de especialidad son granos de cafë de la especie arábica, cultivados bajo condiciones específicas, seleccionados cuidadosamente y procesados con máxima atención al detalle para resaltar sus variados perfiles de aroma y sabor.

Lo molemos en el momento de preparar tu pedido y con la molienda adecuada a la cafetera que nos indiques. Así lo recibirás recién molido y al abrir la bolsa apreciarás todos sus aromas.

El grado de tueste es un factor clave y decisivo para apreciar todas las propiedades y cualidades de un buen cafë. Cada cafë es diferente, por eso, nuestro maestro tostador ajusta con cuidado el grado de tueste que mejor destacará sus propiedades y todas sus cualidades.

No, en nada. El café comercial suele ser de la variedad robusta, estar tostado desde hace meses y en exceso, casi "quemado", y si además es torrefacto, le han añadido azúcar durante el proceso de tueste. El resultado es un café muy amargo, tan amargo que es habitual tener que añadirle azúcar para ser capaz de beberlo.

El origen del cafë

La región cafetalera de Huila, situada en el suroeste de Colombia, es famosa por sus cafës de alta calidad gracias a sus condiciones geográficas y climáticas excepcionales. Ubicada en las estribaciones de la Cordillera de los Andes, Huila ofrece altitudes entre 1.200 y 1.800 metros sobre el nivel del mar, con suelos volcánicos ricos y un clima templado ideal para el cultivo de cafë. Los pequeños agricultores de Huila, utilizando métodos tradicionales y sostenibles, producen cafës con una acidez brillante, cuerpo medio a pleno y perfiles de sabor complejos que pueden incluir matices frutales, florales y de caramelo. Cada taza de cafë de Huila refleja la rica biodiversidad y la herencia cafetera de esta notable región.

El proceso

El proceso de fermentación anaeróbica en cereza comienza con la recolección de las cerezas de cafë, que se colocan en tanques sellados sin oxígeno. Durante este proceso, las cerezas fermentan en un ambiente controlado, permitiendo que las bacterias y levaduras naturales descompongan los azúcares, desarrollando perfiles de sabor únicos. La fermentación puede durar varios días, dependiendo de las condiciones deseadas. Una vez completada, las cerezas se secan al sol o en camas elevadas. Este método intensifica la dulzura y acidez del cafë, y puede añadir matices frutales, florales y especiados, creando una experiencia de sabor rica y compleja.